Ropa Premamá

0
308
Ropa Premamá

Cuando te preñas, por lo general, al mundo de la moda dejas de parecerle sexy y se empeñan en vestirte de vaca burra, sin formas y de colores y estampados horribles.

Evidentemente el estilo de tu ropa siempre puede mejorar si estiras el bolsillo, hay unas tiendas monísimas donde puedes encontrar ropa preciosa, pero, seamos sinceras, salvo bodas, bautizos y comuniones qué necesidad?!

Así que cuando tu tripona empieza a asomar acudes a comprar esos vaqueros con goma que tanta ilusión hacen al principio y que tanto te desesperan al final y esa camiseta con goma lateral para que se adapte según vas engordando, claro que tres meses después estas harta de ella porque en la variedad está el gusto y la verdad, mucho, no cambias de modelito.

La gente te dice, “no seas tonta!, no gastes, si total, para unos meses…” No claro!, si de embarazada son solo unos meses, pero cuando das a luz hay que volver al estado inicial y qué haces? Comprar ropa de transición con un bebe de tres días colgado de una teta? No!, usar la ropa de preñada, la ropa a la que si no la habías cogido asco ya durante el embarazo terminas por cogerselo en el postparto.

Y mucha gente pensó en esto ya, que los empresarios de la moda son muy listos! Por eso la ropa de premama y la de lactancia son la misma!! Esa camiseta de goma lateral tenía un cuello vertiginoso para que después pudieras sacarte una teta sin problemas, esa camisa de lazo bajo el pecho tenía botones para lo mismo!

Lo que pasa es que cuando la lactancia dura algo más de dos, tres meses, ese cuerpo de vaca burra ya ha ido cediendo, gracias a dios, y vuelves a ser un poco mas tú, pero, la ropa de lactancia, podrás comprarla mas pequeña, pero seguirá teniendo gomas laterales y lazos bajo el pecho!

Así que terminas con camisetas normales subidas hasta el cuello para poder sacarte una teta, porque la alternativa camisa es cansina para los días de diario, que vas por casa que pareces una dependienta de centro comercial. Y en lo que terminas por convertirte es en una exhibicionista de tu barriga con estrías, en mi caso, y ese ombligo enorme que te quedó después de que el baby estuviera allí alojado. Lo siento señores espectadores, es lo que hay, no me miren raro, díganle a la industria de la moda que hay lactancias que duran algo más, que con unos botoncitos nos vale!

¿Y vosotras que cambiaríais de la ropa de lactancia? ¿Y de la de embarazada? Estoy deseando escuchar vuestras propuestas!

NO HAY COMENTARIOS PUBLICADOS

DEJAR UN COMENTARIO