Por qué mi hijo será hijo único

2
387

Escribo está entrada no para justificarme, no para informar de mi vida, cuál reality, escribo esta entrada para las familias que, como la mía, decidieron no tener más de un hijo, aquellas que, a voluntad, determinarán que serán sólo tres o que no se atreven a asegurarlo aunque lo tienen más que claro porque todo el mundo entiende que solo  uno es “poco”.

En este país “liberal” en el que vivimos, cosmopolita, progresista y avanzado y globalizado hace ya unos años que acepta que las familias no siempre tienen que estar constituidas con un matrimonio como base; acepta parejas de hecho o parejas sin más, sin papeles, se aceptan divorcios, hijos de otros y diferencias vertiginosas de edad, pero si has decidido tener sólo un hijo tendrás que justificarlo y sufrir la opinión de los demás cada día de tu vida pasados los dos años de tu vástago.

Y es que, en algún lugar del contrato que firmaste con tu pareja, sea real o virtual, aparece una cláusula oculta que dice que, al menos, serán dos los hijos que tengas, a poder ser pareja (de distinto sexo) a no ser que los dos sean varones que tendrás que aguantar la presión de la propuesta de un tercero, a poder ser mujer. Como si esto del sexo fuera importante y decidible.

Sobre que los niños varones no sean “suficiente” y parezca que siempre estés obligado a ir a por la niña es tema para otro post. Dejadme que siga con este de hijo único que es largo y ardua la tarea de “justificar” por qué no más…

Las razones pueden ser muchas y muy variopintas, en nuestro caso, mi marido tiene 40 años, yo cumpliré 36 y muchos dicen que aún podemos, claro!! Pero criar un hijo no es cosa de ratos, es cosa de 24 horas pero, sobre todo, un hijo es para toda la vida y eso conlleva que él cumplirá años y tú, también; por lo que si echamos cuentas, cuando un segundo hijo tenga 20 su padre rondará los 61 y su madre los 57…edades estupendas, pero aún a ese hijo le quedará terminar sus estudios, encontrar un empleo y conseguir ser independiente (ahí es ná)

Otra de las razones evidentes es la economía, un hijo requiere de cierto presupuesto y para eso, en este país, deben trabajar ambos padres; teniendo en cuenta los problemas evidentes de conciliación, aumentados (aunque la gente crea lo contrario) por el hecho de que somos autónomos complica notablemente las cosas.

Pero para nosotros, la razón fundamental es “porque nos da la gana” porque nuestra personalidad, nuestra forma de vida y nuestras necesidades así lo determinan y con eso debería bastar.

Pero si hago un post para hablar de nuestra decisión es porque a diario me encuentro con las mismas propuestas y razones por parte del resto del mundo. “No le dejes sólo”, “se va a aburrir”, “con un hermano tiene un compañero de juegos”, “cuando te mueras se queda sin nadie”…si, os suenan, ¿verdad? Y es que lo del hermanito resulta que es un complemento para el hijo que ya tienes, en vez de ser un hijo deseado por sí mismo, se convierte en una necesidad para tu hijo mayor, como si al no tenerlo toda su vida vaya a faltarle algo.

Conozco muchos hijos únicos y muchos de ellos se lamentan de no tener hermanos, pero creo que más por la necesidad creada de la sociedad que por una verdadera carencia. No creo que yo, por tener tres hermanos mayores, haya tenido mejor infancia que un hijo único; de la misma manera que no creo que un hijo único tenga más consentimientos que un menor de 4 con mucha diferencia de edad, (ese es mi caso, jeje)

Pero, sobretodo, no creo que la decisión de tener más de un hijo, o incluso el primero, deba ser tomada en base a términos como soledad, aburriemiento o consentimiento. Un hijo debe ser deseado por lo que un ser humano aporta al mundo, a la familia en conjunto y no por lo que resta el no tenerlo.

No creo que las parejas que deciden no tener hijos se pierdan nada que no quieran perderse igual que yo no me pierdo nada por no ver la fórmula uno o los documentales de la 2, porque la libertad implica que elegimos en base a nuestras necesidades y querencias y si no se quiere, nada, ni nadie, debería hacernos sentir inferiores o diferentes despectivamente.

Asi que, la próxima vez que veas un matrimonio sin hijos, con uno sólo o con 3 o más, piensa si juzgas por alguna razón que va más allá de la imposición social o de la moda de lo que se supone “debemos hacer” porque no hay mejor razón para tener o no hijos que querer criarlos, felizmente, ejerciendo de padres sin necesidad de que nadie nos juzgue.

 

2 COMENTARIOS

  1. Hola:
    Yo creo que la mayoría de la gente que me pregunta si quiero tener otro no lo hace con intención de presionar, lo hace por sacar conversación.
    Ja ja ja.
    Sinceramente creo que es lo único que encierra esa pregunta. Así yo le cuento que tal y cuál y la persona en cuestión me dice esto, lo otro…
    Besazos

    • Por supuesto! No creo que la pregunta lleve ninguna mala intención! Pero no por eso deja de ser molesta para personas que tengan algún problema de reproducción, por ejemplo.
      En mi caso me resulta hiriente para mi hijo que ni siquiera sabe lo que es un hermano y parece que es algo que yo no le quiera dar.
      Que no haya mala intención por parte de quien pregunta no justifica la pregunta en si. Tampoco hay mala intención en un niño inocente que señala a alguien con alguna discapacidad, por ejemplo, que no ha visto nunca; pero en ese momento, le explicas que no debe señalar…no sé si me he explicado bien!! No quiero confundir, a lo que me refiero es a que lo que puede ser una pregunta sin más, inocente, puede herir más de lo que pensamos.
      Gracias por leerme!!
      Un besazo

DEJAR UN COMENTARIO