Calendario de adviento día 20: Cómo sobrevivir a la navidad

2
668
uvas fin de año

En estás fechas saber cómo sobrevivir a la navidad es algo importante; menos mal que con este calendario de adviento que mamy enamorada ha organizado entre bloggers y youtubers nos ha ido enseñando un montón de ideas interesantes para poder disfrutar de los preparativos y organizarnos para hacer cosas bonitas y curiosas con nuestras propias manos.

Ayer, sin ir más lejos le tocó a Gloria de Gloriarte que nos enseñó a hacer unos servilleteros increíbles; que yo esta navidad me voy a hacer sin falta porque me parecen geniales para hacer la mesa más divertida; y no digamos si además pueden ayudarte los peques, que la goma eva les encanta!! Os dejo el link para que les echéis un ojo, por si os los perdisteis.

Pues hoy, me toca a mi, y ya sabéis que a esta madre le suele costar bofetones de realidad cambiar su forma de vida y adaptarse, eso si, cuando lo hago, lo hago fenomenal…jeje. Así que voy a tratar de aportaros algo de mi experiencia para que podáis sobrevivir a estas fechas llenas de reuniones familiares, comilonas y regalos, que más que aprovechar las vacaciones de los peques nos las pasamos estresados todo el día de arriba a abajo.

Mi manera de sobrellevar las dificultades (si, a veces la navidad puede suponer una adversidad) es hacerme una lista de objetivos para disfrutar de la situación, en este caso la navidad, y no morir en el intento; ¡vamos a ella!

  1. El mayor de los pecados que cometí en las primeras navidades de mi hijo era pensar que se enteraba de algo…NO!, aunque iba a cumplir un añito, ni las luces, ni cortilandia, ni la cabalgata, ni siquiera los regalos; el tío no alcanzaba a comprender el por qué de tanto follón y juguetes; así que no os hagáis ilusiones falsas y lo llevaréis mejor. Si el peque es mayor disfrutar de los preparativos y de la ilusión, porque sus caras de sorpresa y de flipe lo merecen, pero si es pequeño no os agobiéis con cosas que no son necesarias…un beso y un abrazo de mamá, casi siempre, es mucho mejor que el follón de los 20 que han venido a casa a cenar.
  2. Los horarios; una de las cosas que más me estresan de la maternidad es la carencia de horarios, que si planifico que duerma la siesta a las 14.00, no lo hace hasta las 15.30, o que se acueste a las 21.30 y no le da la gana hasta las 00.00!! Pues sin agobios, ¿quién lleva horarios en navidad? ¿por qué van a llevarlos quienes más intensamente la viven? Pensemos que todo este tinglao está montado, en mucha parte, para ellos..bueno, y para los comerciantes, jeje, pero seamos buenos y pensemos que quienes verdaderamente disfrutan de la navidad son los niños y no les agüemos la fiesta, que si quieren quedarse despiertos hasta más tarde que se queden o si consideras que no puede ser porque trabajéis al día siguiente, por lo menos tratemos de comprender que él también está estresado y lleno de emociones, no nos enfademos, ayudemosle a relajarse.
  3. Las comidas; que si roscones, corderos, mariscos, alcohol, turrones, polvorones y bombones, ¿quién lleva el control de lo que come? ¿hasta dónde llegamos en los niveles de empacho?, personalmente soy de esas que cuando ven mucha comida se agobia y los días de más comilona son los que menos como; pero es que llega un momento en que el empacho es tal que sólo me apetece abrir la boca para una ensaladita…pues pensad que ellos también andan empachados y no nos agobiemos con si hoy ha comido sólo un poco de queso o nada, incluso, a lo mejor antes comió turrón en casa de la abuela y al pobre no le apetece…pues no pasa nada!! a mi me pasa lo mismo!!
  4. Las opiniones de los demás no deben importarnos…ya, ya sé que es muy difícil, pero tratad de hacer técnicas de relajación, respiraciones y control de ansiedad, con nuestros hijos las opiniones sobran, pero la gente se empeña en darlas y casi siempre van acompañadas de un, “es un consejo…” , “”yo lo hacía así..”, ni caso!! porque nada aportan y mucho dañan, así que…a otra cosa mariposa.
  5. Los adornos navideños son bonitos y REEMPLAZABLES, qué quiero decir…pues que si nuestro peque lo rompe se compra otro al año que viene, o que si tu estrés aumenta porque vas a estar diciéndole todo el tiempo que no se toca, sencillamente, no lo pongas…yo este año prescindo de belén, muy a mi pesar, porque me encanta; pero conozco a mi hijo y lo cabezota que puede llagar a ser, así que me lo ahorro y como muchos habréis visto en mi fan page, lo hemos reemplazado por un portal de belén pintado en la pizarra que ni lo mira, al lado compiten Pocoyo, Eli, Loula y Pato que son más interesantes.
  6. Los regalos. Sabemos que nuestros hijos tienen infinitamente más que nosotros y tremendamente más que lo que tuvieron sus abuelos, pero es lo que hay, al final, todos caemos y aunque trates de controlarlo siempre habrá demasiados…en vez de luchar con abuelos y tíos sobre qué es lo que deben y lo que no deben regalar, enseña a tu hijo a valorarlos, a cuidarlos y a agradecerlos; si crees que son demasiados puedes negociar con él guardar algunos para jugar más adelante o si no accede que juegue!! Ya llegará el día en que no los haga ni caso y será un buen momento para cederlos a otros niños o guardarlos para un futuro hermano.
  7. La historia. A muchos se nos olvida la historia, el por qué de todo, no entro en creencias pero si es bueno explicar qué es lo que está pasando, por qué lo celebramos, a qué se deben las cenas, los regalos, las visitas. Porque fiesta por fiesta tampoco es!!jaja
  8. Las discusiones. No sé cuántas veces habré yo discutido con mis hermanos en alguna cena de navidad…muchas! Los nervios, a veces el alcohol, que alguna copilla de más influye…el caso es que de pronto boom!! Algo explota y los nenes lo ven y lo sufren el doble porque no lo entienden, así que controlémonos y no por la fecha, sino por ellos!
  9. La Cocina. Que si lo celebramos en casa o nos hemos comprometido con llevar algo a otro sitio seamos realistas,  porque de nada vale andar a la carrera y sufriendo por no llegar a tiempo con algo, podemos comer bien y cosas ricas cualquier día, si este año no se puede ya vendrá el que viene!
  10. DISFRUTAR!! Porque el mejor calendario de adviento es el que tú pintas cada día con la ayuda de tus pequeños, hagas manualidades, decores, cocines, o sólo tengas tiempo para amamantar; disfruta! Porque estas navidades no vuelven y lo que importa es pasar un mes lleno de amor de los tuyos!!   FELIZ NAVIDAD!!!

No os perdáis lo que viene mañana, nuestra compañera Sarai nos enseña las luces navideñas, os dejo el enlace aunque no podréis verlo hasta mañana.

 

2 COMENTARIOS

  1. Muy buenas reflexiones. Tienes razón, lo mejor es disfrutar del momento y no agobiarse, que a veces nos empeñamos en hacer cosas que realmente no nos apetecen hacer. Gracias por tus consejos 😘

DEJAR UN COMENTARIO