5 consejos para creer en ti, mamá.

1
283

Creer en ti, ese es el mejor consejo que nadie, nunca, podría darte cuando eres madre. Yo, ya creo en todas vosotras, no os conozco, pero sé que sois las mejores.

Si, sé que este consejo no os vale; pero a estas alturas y estando cerca la celebración del segundo cumpleaños de mi bebé, afloran en mi un montón de sentimientos y recuerdos; el más importante fue esa falta de confianza en mí misma. Por eso he preferido escribiros esta entrada por si aceptáis consejo de una madre que coge experiencia en el día a día. Allá van:

1. Tú, si, tú, eres quien más le quieres.

Puedes pensar que esto es una verdad de perogrullo, que no hace falta que nadie te lo diga. Pero párate a pensar, si le quieres tanto, ¿no eres tú, acaso, la que más le observa, vigila, estudia? ¿No eres tú la que más le conoce? Y si aún no os conocéis, porque esto lleva un tiempo, ¿qué de malo podrías tu hacerle a quien más quieres?. Confía en ti, eres la mejor para él.

2. Que no cunda el pánico.

En la vida de una madre hay situaciones de estrés que se viven a diario o puntualmente. Desde los cólicos del lactante, una fiebre o dolor de dientes, una caída o una simple rabieta son cosas que pueden resultar difíciles de interpretar. En una ocasión regañé a mi nene por estar todo el día pidiendo brazos, a las pocas horas le subió la fiebre y me sentí la peor madre del mundo. Pero que no cunda el pánico, nos confundimos, no pasa nada, asúmelo. Trata de no perder la paciencia y pensar en qué puede pasarle, pero si la pierdes y te equivocas, relájate, respira y confía en ti. Lo harás bien si te tomas tu tiempo.

3. No estás sola.

Aún estándolo, no lo estás. Siempre está el papá o si éste no existe o desapareció en combate, estará tu madre, una hermana, una amiga e incluso y,   más importante, los facultativos, pediatras, enfermeras o grupos de lactancia. Si te sientes sola busca compañía, te ayudará a ver todo lo bueno que tienes para tu bebé dentro de ti.

4. Si eres una superwoman

Y si no me crees, miralé a los ojos, abrázale y dile que le quieres. Hazlo, ya sea recién nacido, tenga un años, dos, sea adolescente o un jovencito testarudo. Si te necesita, si llora, está triste o enfadado, hazlo; ¿notas su relajación? ¿Ves crecer La Paz en su interior? Para él eso es suficiente. “Mamá está aquí” es una frase mágica.

No hace falta volar o lanzar rayos cósmicos con los dedos para ser superwoman, siéntete súper poderosa porque lo eres y si no me crees, recuerda cómo llegaste hasta aquí. 9 meses en tu vientre, fabricaste cada órgano, su cerebro, sus lindos ojos. Observalé y mira todo lo que hiciste tú sola. Si llegaste hasta aquí por adopción, in vitro, madre soltera o tras algún aborto, hey!! Eres increíble, mira lo que has sido capaz de hacer y que te de un subidón.

5. Acuérdate de tu madre.

Si, sé que tiene defectos; alguna vez te enfadaste con ella, si…

Ahora piensa en la madre de tu chico, de tu mejor amiga, de tu vecina, ¿la cambiarías por la tuya? El espera de ti lo que tú ya eres, ni más, ni menos.

Y ante todo, ten en cuenta que cometerás errores, a veces se enfadará contigo, pero siempre serás la mejor madre para él, la suya, “mamá”.

 

1 COMENTARIO

  1. Muy bonito me deja sin palabras.
    Si, así es, mama esta y esta dormiré s tu servicio y si en alguna ocasión te falla o le fallas ten en cuenta que algo superior o la providencia ¿quien sabe? Ha sido quien o que ha sido la culpa y que mama se ha encontrado en una encrucijada imposible de resolver y he tenido que tomar una difícil decisión. Si con el tiempo pienso que me he equivocado el.pesar es tan grande que no lo.olvidará jamás, pero esas cosas ocurren, a mi, a ti y a todas las madres del mundo porque tengo, tienes derecho a equivocarte. Una mama nunca hace nada a sabiendas de que te puede hacer daño ni tuyo, ni tu ni ninguna otra mama.

DEJAR UN COMENTARIO